Sie eres nuevo por acá quizás quieras suscribirte a nuestro RSS feed. Gracias por visitarnos!

perejil.jpg

Perejil

Cultivo: Sembrar en filas a partir del mes de marzo (hemisferio norte) o setiembre (hemisferio sur). En el primer año se forman las raíces y nacen las primeras hojas, a partir del segundo año el tallo puede llegar a medir hasta 1 metro. El perejil necesita de un suelo rico en nutrientes y ubicarse  en un lugar que tenga cierta sombra.
Cosecha: Siempre ir retirando las hojas que se encuentran en las tallos secundarios y no olvidar de afuera hacia adentro. Dejar intactas las hojas principales (hojas de donde surgen otros tallos o ramificaciones).
Conservación: Dejar secar o congelar.

eneldo.jpg

Eneldo

Cultivo: Desde el mes de abril (hemisferio norte) u octubre (hemisferio sur) sembrar directamente en el jardín o en maceta. Si lo planta en el jardín que sea de preferencia entre las zanahorias y los pepinos.
Cosecha: En la época de florecimiento (julio o febrero) el eneldo exhala su aroma al máximo. Ir retirando simplemente las hojas que se vayan necesitando. Las semillas se pueden cosechar cuando adquieren una tonalidad marrón.
Conservación: El eneldo se puede secar o congelar, pero con la segunda modalidad pierde su aroma. Si posee semillas consérvelas en un lugar seco,  frío y oscuro.
tomillo.jpg

Tomillo

Cultivo: Sembrar en suelo seco y permeable (no compacto). Ubicar el tomillo en un lugar soleado.
Cosecha: Recortar la planta en forma de arbusto o simplemente vaya retirando los retoños uno por uno, según cuantos requiera. Retirar las hojillas en dirección contraria al crecimiento del tallo.
Conservación: Secar y cuando estén las hojas ya secas cerrar en un envase hermético. También puede conservar el tomillo en vinagre o aceite para sazonar ensaladas y carnes.
romero.jpg

Romero

Cultivo: Se recomienda sembrar en una maceta, la cual en verano debe ubicarse en el lugar más soleado. En invierno guardar en un lugar donde no haya peligro de helada  (pues sino la planta muere). En verano fertilizar periódicamente.
Cosecha: Durante todo el año se pueden retirar las hojas que se encuentran en las puntas de los tallos. 
Conservación: Dejar secar o conservar en aceite de oliva.
menta.jpg

Menta

Cultivo: El lugar debe ser frío y húmedo. La menta debe también estar en un lugar a media sombra. La mejor opción es plantarla en una maceta. Si la siembra en maceta debe regarla constantemente.
Cosecha: Cortar periódicamente las puntas de la planta. Para la época de cosecha, antes de que florezca en julio o febrero cortar todos los tallos (al nivel del suelo).
Conservación: Secar las hojas, sin tallo, y guardarlas en un envase hermético.
Share