Sie eres nuevo por acá quizás quieras suscribirte a nuestro RSS feed. Gracias por visitarnos!

Orégano

Cultivo: Debe ubicarse en un lugar muy iluminado y la tierra de plantación no deberá ser tan compacta, más bien suelta. Regar la planta de orégano lo mínimo posible. La mejor temporada de siembra es en mayo (hemisferio norte) y octubre (hemisferio sur).
Cosecha: La punta de los retoños (nuevas ramificaciones) deberán ser cortadas durante el verano.  
Conservación: Debe conservar las hojas jóvenes y los retoños sólo cuando aún están frescos. Cortar el resto de la planta hasta el nivel del suelo, hacer un ramito y ponerlo a secar (siempre boca abajo) o introducirlo en aceite para conservarlo. Excelente alternativa para pizzas, panes al ajo y ensaladas.
salvia.jpg

Salvia

Cultivo: Ubicar la salvia en lugar soleado. Plantar en  tierra seca y permeable. En mayo (hemisferio norte) ú octubre (hemisferio sur) añada a la tierra una mano llena aproximadamente de fertilizante y un poco de cal. Si tiene la salvia en una maceta riéguela en abundancia y fertilice cada cuatro semanas.
Cosecha: Corte las ramificaciones que se encuentran sobre los brotes laterales -no el tallo principal-. A partir de setiembre (hemisferio norte) o abril (hemisferio sur) sólo saque las hojas que necesite.
Conservación: Las hojas de salvia se dejan secar y conservar sin problemas.

Cebollino o cebollita china

cebollita china.jpgCultivo: Tierras húmedas que contienen cal y  ricas en nutrientes son perfectas  para el cultivo de estas plantas. Se pueden ubicar bien a media sombra o también a plena luz.
Cosecha: Siempre cortar las dos terceras partes de los tallos. No olvide además no cortar tallo por tallo sino por ramos.
Conservación: No son aptas para ponerlas a secar, sin embargo son excelente para ponerlas a congelar, pues mantienen su aroma y sabor característico.  

Albahaca

albahaca.jpgCultivo: La mejor alternativa es cultivar la albahaca en maceta. Porque ante un clima frío y húmedo se le puede colocar cerca de ventanas. La albahaca gusta de un lugar tibio, iluminado y además debe ser regada periódicamente.
Cosecha: Las hojas frescas y las ramificaciones que deseamos pueden ser sacadas según necesidad. No separe sólo las hojas, pues los tallos se secarán y la planta con el tiempo morirá.
Conservación: Se puede secar o congelar, pero en congelamiento pierde su aroma. También se puede conservar en aceite para sazonar comidas y ensaladas.
Share